Historia Medieval

El Sínodo del terror (The Walking Dead versión Papal)

Hoy traigo una historia de lo más rara: el juicio a un Papa… que llevaba nueve meses muerto. Si eso es poco extraño, ¡resulta que el pontífice estaba de cuerpo presente! ¿Qué pudo liar para que jugasen a zombis vs plantas con él? Vamos a verlo.

A ver que nos coloquemos: estamos en el siglo IX y el Papa es quien corona a los emperadores, por lo que hay peleas de los nobles para controlar al papado y por lo tanto al imperio. Principalmente la familia Spoleto en Italia que ponían Papas como Florentino Pérez entrenadores del Real Madrid, según si le hacían la pelota o no. Y aquí está nuestro protagonista de hoy, Formoso, obispo de Porto (ciudad de Italia); parece ser que era en su vida privada bastante decente (que para la época no es poco) y también de bastante fe, pero se metía mucho en asuntos políticos (sería como la sor Lucía Caram de la época). De hecho, el Papa Juan VIII le excomulgó por apoyar como emperador a Arnulfo en vez de a Carlos el Calvo (como siempre, poniendo motes vamos a lo difícil).

formoso
Formoso (Cuando aun vivía)

Pero Juan murió envenenado –las crónicas dicen que como tardaba en morir le remataron con un martillo-. Su sucesor, Marino I levantó la excomunión a nuestro Formoso…. Y poco más, ya que solo duró dos años porque murió envenenado también (¿habría que mandar a Chicote a la cocina del Vaticano eh?). tras dos Papas que también duraron poco (se ve que eran vagos los guardaespaldas de la época), por fin le tocó el turno a Formoso. Era el cuarto Papa en apenas 10 años (Casi te sale mejor ser interino).

 

Bueno, después de marearos con nombres, ya empieza el jaleo: Murió el emperador y se vio obligado a coronar a Lamberto de Spoleto, la familia que le caía mal; pero, mientras tanto, al estilo Albert Rivera, entró en negociaciones con la otra facción y convenció al rey de Francia Oriental –Francia estaba dividía por entonces-, Arnulfo de Carintia para que invadiera Italia.

Arnulfo entró con su ejército el año 896, expulsó a los Spoleto que se replegaron al sur y fue coronado como emperador, pero cuando continuó la campaña para acabar de conquistar el Imperio, de repente le vino una parálisis por lo que se tuvo que retirar.

Así se quedaba Formoso solito en Roma mientras los Spoleto recuperaban terreno, pero, como Rita Barbera, murió antes de que sus enemigos pudieran vengarse (perdonadme el símil con la difunta). El Pontífice había durado cinco añazos, un record visto lo visto –aún se especula con cómo murió-.

esteban
Esteban VI (Mira que es difícil salir con los ojos cerrados en un cuadro)

Así pues, los Spoleto recuperaban el Imperio y el control con los Papas, nombrando a Bonifacio VI como pontífice, aunque sólo duró quince días, puesto que murió de gota –posible eufemismo de veneno-. Tras él, nombraron a Esteban VI obispo de Anagni por nombramiento de Formoso, y con Esteban viene todo el lío.

 

Presionado por el emperador Lamberto y, sobre todo, por su madre, Ageltrude (tiene nombre de vieja mala, la verdad), el Papa decidió juzgar a su predecesor (para los de la LOE, el que iba antes. Para los de la LOMCE…bah, no creo que estéis leyendo esto). Sin embargo, estaba el pequeño inconveniente de que llevaba nueve meses muerto, y no estaban ni Sandro Rey ni Woopi Goldberg para hablar con los difuntos.

jean_paul_laurens_le_pape_formose_et_etienne_vii_1870
“Mírale como se calla, eso es que es culpable”

Pero eso no fue impedimento: desenterraron a Formoso, lo vistieron otra vez de Papa y ale, asunto resuelto; Así comenzaba el “Sínodo del terror”, una escena digna de The Walking Dead. Al muerto lo ataron a la silla para que no se escurriera y, como no respondía (costumbre general entre los difuntos) y la ouija estaba mal vista en el Vaticano, nombraron a un diácono para que respondiera por él, a lo José Luis Moreno.

 

La acusación era haber dejado su diócesis por la del Vaticano –en esa época si eras obispo de otro lugar no podías dejarla- que era curiosamente lo mismo que había hecho Esteban. El caso es que ¡oh sorpresa! Fue declarado culpable –el diácono/ventrílocuo vomitó varias veces en el juicio por el asco- así que, como no se le podía condenar a cárcel, ni a muerte, se le declaró Papa ilegítimo; también, se anularon todas las ordenaciones y nombramientos que había hecho y, digno de una peli de Tarantino, se le arrancaron los tres dedos de la mano derecha con los que bendecía.

papa-formoso-conclave-250x300
“Me muero de aburrimiento”

Al final le arrancaron los ropajes, le arrastraron por Roma y al final lo tiraron a una fosa común; a los soldados de los Spoleto se les hizo poco así que lo desenterraron (por segunda vez) y lo tiraron al Tíber. El espectáculo tuvo que ser como cuando intentas bailar para ligar con una chica: bochornoso.

Para vengar el ultraje a Formoso, el pueblo italiano, muy cabreable (sólo hay que ver un partido de fútbol donde la selección italiana vaya perdiendo), entro a saco en el Vaticano, arrestó al papa Esteban y le tiraron a un pozo-cárcel donde murió estrangulado. Ya que habían salido todos juntos en masa, aprovecharon y nombraron a otro papa, Romano I, que se acojonaría acongojaría demasiado como para decir que no.

Romano empezó a trabajar para anular el juicio esperpéntico, pero murió tras sólo cuatro meses de pontificado, supuestamente envenenado (no sé cómo morían tantos envenenados, se ve que salía barato el veneno contra Papas); le sucedería Teodoro II. Al empezar a gobernar, aparecieron flotando en el Tíber los restos de Formoso (lo que quedase ya del pobre hombre), de manera que los devolvió al Vaticano y convocó un sínodo anulando todo lo que hizo Esteban VI; y… no le dio tiempo a más, ya que murió envenenado (“dame veneno que quiero morir, dame veneeeeenoooo”) sin llegar durar ni siquiera un mes (estaba el Vaticano que parecía Juego de Tronos con tanto protagonista muerto).

Por fin con su sucesor, Sergio III habría tranquilidad ya que duraría… ¡7 añazos! Todo un record, visto lo visto; eso sí, parece ser familia lejana de Julio Iglesias ya que tuvo relaciones carnales con una condesa y con su hija y es, presuntamente, el primer Papa en tener un hijo ilegítimo…. ¡Que además también sería Papa! Pero bueno, no vamos a agotar los temas de golpe, eso lo veremos más adelante (Las aventuras de la iglesia medieval dan para un blog entero).

En fin, como veis hay veces que a uno no le dejan en paz ni muerto. Y he conseguido hacer el post sin escribir ningún chiste sobre Fidel Castro. ¡Hasta la semana que viene!

Anuncios

Un comentario sobre “El Sínodo del terror (The Walking Dead versión Papal)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s