Historia Moderna

Batalla de Empel (La Virgen quiere que tengamos puente)

¿Hay algo que nos guste más a los españoles que un día de fiesta? ¡si! Un puente festivo. Pero, ¿Por qué es fiesta el día de la Inmaculada? Pues porque Dios quiere. Literalmente.

La inmaculada es la patrona de España debido al conocido como “milagro de Empel” ocurrido en 1585. ¿Fue para tanto como para hacer el día festivo? Vamos a verlo

Como ya he dicho estamos en 1585 y, como dice Pérez-Reverte “Teníamos al mundo cogido por los huevos” (Luego ha llegado Donald Trump que lo coge por otro sitio). Como la gente siempre ha sido muy envidiosilla y nosotros de sangre muy caliente, teníamos guerras con todo el mundo: Francia, Inglaterra, la parte de Italia que no era nuestra, los turcos, … y también con los holandeses que entonces eran parte de nuestro imperio y se querían independizar.

empel1
Empel en Paises Bajos by Google

 En lugar de hacer un Estatut y elegir a un presidente con pelazo Pantene, pues decidieron declararnos la guerra que duraría 80 años y que con gran originalidad hemos llamado “La Guerra de los Ochenta Años” (son, ochenta años son, ochenta nada más … [léase tarareando la musiquilla que luego no te podrás quitar de la cabeza]). Pues en ésta guerra que llevaría a la Independencia de los Países Bajos (y que luego Andrés Iniesta se encargaría de vengar) se sitúa nuestro milagro.

empel2
Empel, entre los dos ríos

Según las crónicas, el maestre de campo Francisco Arias de Bobadilla estaba con un tercio (de los tercios –militares- ya hemos hablado antes) de unos 5000 soldados luchando en la isla de Bommel entre los ríos Mosa y Waal. Sé que recordáis donde está todo, pero por si acaso os pongo dos mapitas

Pues bien, fueron rodeados y bloqueados por diez barcos al mando del almirante Filips van Hohenlohe-Neuenstein, pero para no ahogarse cuando le llamaban, se le conocía como conde de Holak. (Como hay confianza le llamaré Holak).

Pues bien, nuestro amigo bloqueó al tercio español cañoneándole desde los barcos y rodeando por completo la isla. Como los españoles no tenían escapatoria ni víveres, Holak les propuso una rendición honrosa y entonces Bobadilla soltó la frase que emocionó a Spielberg: “los soldados españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos”. Y se quedó tan pancho

empel-grabado-478x270-300x169
El tercio de Bobadilla en la isla de Bommel. En el centro la ermita

Encabronado por la frase (que seguro que los soldados del tercio se pusieron como estado de WhatsApp o Facebook) el almirante van holenl, van Lolesh, van Floren, el almirante Holak decidió regalarles a los españoles una Venecia particular, así que abrió los diques de los canales de alrededor e inundó todo el terreno menos el pequeño monte de Empel, donde se refugió el tercio. Pero en lugar de acabar el trabajo y aniquilarlos, Holak demostró que tenía algo de español y decidió dejarlo para el día siguiente.

empel-dalmau-kq1b-u2055230115npg-510x500abc
“O es un cuadro de la Virgen, o de Cristiano Ronaldo” (cuadro de Ferrer Dalmau)

Mientras tanto la noche del día 7 al 8 de diciembre, el tercio, antes de que los disparasen como a patos de feria, empezó a fortificarse y se pusieron a cavar trincheras de protección. Y en una de esas trincheras, un soldado encontró una tabla flamenca de la Virgen Inmaculada (Flamenca de Flandes, no era una virgen de lunares con castañuelas); esto fue tomado como una señal y se la llevó al maestre, que en seguida organizó una procesión con la tabla y rezaron a la virgen.

Después, Bobadilla convocó a los capitanes a ver qué hacían. Uno propuso suicidarse todos (siempre hay un dramático en todos lados), pero al final quedaron en quemar todas las cosas, montarse en barcas (si tenían barcas, ¿Por qué no escapaban y punto?) y atacar a los holandeses.

el_milagro_de_empel
“Veréis que puente más guapo va a quedar en Diciembre”

Mientras estaban discutiendo, se cuenta que sopló un viento gélido y empezó a helar el río, cosa que no sucedía desde hacía años –pero pasaba-. Así que, sin patines ni nada, los españoles asaltaron a los barcos… ¡a pie! Pillaron a los holandeses durmiendo y capturaron todas las naves. Se cuenta que el pobre Hohenl Holak dijo “Tal parece que Dios es español” (Hasta los 30 viviendo con los padres, todo el día tomando vino por ahí con los amigos y sin trabajar, Jesucristo si podría ser español)

capilla-empel-santamarta_649445150_3702828_1020x574
La capilla de la Inmaculada en Empel actualmente.

Por ello, se nombró a la Inmaculada como patrona de la infantería española y, de paso, patrona de España y se construyó una ermita allí para albergar (sí, siempre pongo una palabra rara para dármelas de culto) la imagen. A pesar de que fue bombardeada en la Segunda Guerra Mundial, y se reconstruyó el pueblo más lejos, la capilla sigue allí con la bandera española y una imagen de la Inmaculada.

Y así, la Virgen salvó a un Tercio español y, de paso, nos regaló un puente festivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s