Historia Contemporánea

Localidades de España (Parte 1- pueblos en guerra)

En el verano nos gusta mucho a todos volver al pueblo, disfrutarlo los que vivís en él y buscar uno a los que son de ciudad. Para facilitaros la búsqueda, vamos a hablar de algunos con historias más que curiosas. Hoy concretamente, tenemos dos localidades que declararon la guerra a otros países.

El primero que tenemos es el culpable de que España viviese la guerra más larga de su historia, un conflicto que duró nada menos que 172 años. ¿Contra quién? ¿Qué pasó? ¿Quién ganó? (me gusta hacerme el interesante, sí)

La localidad en cuestión es Huéscar, un pueblo del norte de Granada que en 1809 le declaró la guerra a… Dinamarca. Os cuento.

250px-LocationHuéscar_(municipality)
Huéscar. Dinamarca supongo que todos sabéis por donde está

En 1806, España, aliada con Francia, estaba en guerra con Gran Bretaña y decidió mandar a 13.000 soldados a Dinamarca para evitar que desembarcasen los hijos de la Gran Bretaña allí. La cosa empeoró cuando Francia rompió la alianza e invadió España.

De este modo, los soldados que estaban en territorio danés quedaron aislados y Napoleón ordenó que los dispersasen por todo el país. Las noticias llegaron a España en 1809 y el gobierno decidió romper las relaciones con Dinamarca (y acabar con la importación de galletas danesas, lo que provocó una crisis para las ancianas, pues ya no tenían cajas donde guardar los hilos de costura).

Por casualidad, la noticia llegó al ayuntamiento de Huéscar quienes se lo tomaron a la tremenda y decidieron solemnemente declararle la guerra a Dinamarca. Ole, con un par. La declaración fue oficial el 11 de noviembre de 1809 (antes no, porque se cruzaron las fiestas del pueblo).

Con todo el jaleo de la invasión de los franceses, la guerra de la independencia, la vuelta de Fernando VII “El subnormal Deseado”, al ayuntamiento de Huéscar se le olvidó que estaba en guerra. Los daneses por su parte, muertos de miedo seguramente, tampoco dijeron nada, y así el conflicto se fue olvidando.

balance_fuerzas
Cálculo de fuerzas. No había balas para todos.

Al final, en agosto de 1981 el investigador Vicente González Barberán buscando entre los archivos del pueblo se encontró con la declaración de guerra (y se moriría de risa, seguramente). La noticia corrió como la pólvora por los medios locales y comarcales, llegando al corresponsal danés en España.

 

Como en verano hay poco que contar –y en Dinamarca seguro que menos- la noticia llegó hasta las autoridades danesas; el mundo contuvo el aliento, inquieto de ver si se retomaban las hostilidades, pero al final se decidió por parte de los dos bandos iniciar conversaciones de paz.

Acuerdo de Paz Huéscar y Dinamarca
Delegación danesa -izquierda-. Foto original, no es broma.

Finalmente, en noviembre de 1981, 172 años después de la declaración de guerra, se mandó una comisión formada por el embajador danés y varios centenares de sus paisanos (seguro que fue una excusa perfecta para venir de vacaciones a España por la gorra) llegaron a Huéscar y se firmó la paz.

 

De buena se libraron.

 

 

 

Pero se ve que le cogimos gusto a eso de declarar guerras, porque pocos años después tenemos otro pueblo que hizo lo mismo. En esta ocasión se trata de Líjar, un pequeño municipio de Almería.

Alfonso-XII--644x362
Alfonso II, el primer hípster.

Os explico un poco el contexto: en 1870-71, Francia y la naciente Alemania estuvieron en guerra que ganaron los germanos y se quedaron con Alsacia y Lorena, territorios franceses.

Pues en 1883 a nuestro rey, Alfonso XII le dio por hacer un tour por varios países europeos, entre ellos Alemania y Francia; primero fue al país germano, donde Bismarck le ofreció un banquete, dijo que contaban en caso de guerra con España y, además le nombró coronel honorario de…. Alsacia.

Después de tupirse de cerveza (porque si no, no se entiende lo de después), nuestro rey fue a Francia… vestido de coronel alsaciano. Con un par.

Allí las autoridades lo recibieron bien, pero a los ciudadanos franceses –que siempre nos han tenido cierta pelusilla- no les hizo ni pizca de gracia, de modo que lo insultaron, abuchearon e incluso alguno le tiró una piedra.

mapa-Líjar
Líjar. Francia es el país ese que está encima de Andorra, el de las baguettes.

Cuando llegó a España la noticia todo el mundo entró en cólera (imaginaos si hubiésemos tenido twitter), pero la cosa no pasó de ahí –seguro que en los bares habría miles de cuñados diciendo cómo tendríamos que invadir Francia, etc., etc.-.

Hasta que en el ayuntamiento de Líjar se decidió tomar cartas en el asunto y, ni cortos ni perezosos, le declararon oficialmente la guerra a los franceses con un bando que les ponía a caldo y que aquí os dejo, ya que no tiene desperdicio:

http://www.dipalme.org/Servicios/Informacion/Informacion.nsf/referencia/Ayuntamiento+de+Lijar+Ayto.Lijar+058-H-202

era el 14 de octubre de 1883. Al igual que con Huéscar, los enemigos muertos de miedo no se atrevieron a atacar y esperaron a que se les pasara el enfado, de modo que la guerra fue tranquilizándose y, por fortuna, no hubo que lamentar muertos ni heridos.

placa lijar
Placa para celebrar la paz.

Al final, 100 años después, el 30 de octubre de 1983, Francia se rendía a la evidencia y decidía pactar la paz con Líjar. En el acto firmaron el cónsul francés en Málaga y el alcalde de la localidad, así como todos los habitantes en calidad de testigos.

 

 

Y es que hay veces que a guerreros no hay quien nos gane.

Si conocéis anécdotas de algún pueblo que deberían conocerse, no dudéis en poneros en contacto conmigo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s